Iurisconsum es un despacho experto en tarjetas revolving. Consúltenos sin compromiso y acabe con el problema.

La reciente Sentencia dictada por el Tribunal Supremo de fecha 4 de marzo de 2020 (nº 149/2020), resuelve sobre un contrato de tarjeta de crédito, suscrito entre un particular y Wizink Bank S.A con fecha 29 de mayo de 2012, en el que se fijó entre otras estipulaciones, un tipo de interés inicial para pagos aplazados y disposiciones a crédito del 26,82%.

De esta forma el Tribunal Supremo, establece en su sentencia que el concreto crédito es usurario, por ser el interés fijado, notablemente superior al normal del dinero y manifiestamente desproporcionado con las circunstancias del caso, confirmando la Sentencia de Primera Instancia y declarando la nulidad del contrato de tarjeta de crédito entre las partes al existir un interés remuneratorio usurarios, condenando a Wizink a abonar la cantidad que exceda del total del capital prestado.

El Tribunal Supremo establece unos requisitos a tener en cuenta para concluir si el tipo de interés de la tarjeta de crédito/ prestamos contratada es notoriamente superior al interés normal del dinero:

  • Comparar el tipo de interés del contrato/préstamo con el tipo medio de interés, en el momento de celebración del contrato. Para ello, debemos acudir a las Estadísticas establecidas a tal efecto en el Banco de España.

Indicar que, actualmente el Banco de España, desde el año 2017 contiene un apartado específico sobre “tarjetas de crédito y revolving”.

  • Cuanto más elevado sea el índice a tomar como referencia en calidad de “interés normal del dinero”, menos margen se tendrá para incrementar el precio de la operación de crédito sin incurrir en usura.
  • Han de tomarse en consideración otras circunstancias concurrentes en este tipo de operaciones, como son el público al que van destinadas, personas que por sus circunstancias, no pueden acceder a otros créditos menos gravosos.

Esto hace que el consumidor termine contratando un crédito en el que el límite del mismo, se va recomponiendo constantemente (“revolving”), las cuantías de las cuotas no suelen ser muy elevadas en comparación con la deuda pendiente por abonar, alargando el tiempo de duración en el que el prestatario deberá seguir pagando las cuotas, con una elevada proporción entre intereses y una poca amortización del capital.

Está situación genera una confusión en el consumidor prestatario, quien  piensa que con lo abonado ya debería haber terminado de pagar la deuda, dándose finalmente cuenta que lo que le queda por pagar es prácticamente la totalidad del capital dispuesto, y que lo realmente abonado se corresponde con los intereses.

Desde IURISCONSUM aconsejamos el asesoramiento sobre la cuestión dado que los criterios para determinar si e interés es usurario han quedado fijados con claridad. Desde IURISCONSUM analizaremos su caso concreto en relación a las tarjetas revolving y si el interés de las mismas es usurario.